Saltar al contenido

As de Bastos en el Amor

AS DE BASTOS EN EL AMOR

Tener un As bajo la manga siempre es señal de estar bien preparado para cualquier escenario que se venga.

Sin embargo, ¿Qué ocurre cuando el As está sobre la mesa y cuando la mayor apuesta es el amor en sí?

El As de bastos representa aquella primera pieza de la clásica baraja española. En ella se denota un garrote de aspecto rustico, rígido e imponente.

De hecho, en algunas versiones la gráfica nos muestra un garrote más grande que una ciudadela. En otras versiones más modernas, se muestra solo el gran trozo de madera resaltante con unos colores muy vivos y llamativos.


Significado del As de Bastos en el Tarot del Amor con la Baraja Española

Generalmente se asume la aparición del As de Bastos como un presagio o señal de un nuevo comienzo, una nueva etapa y novedades en cuanto a las relaciones sentimentales.

¿Qué quiere decir esto? Pues, que sí aún estás a la espera de ese gran amor, esta es la señal que esperabas para comenzar a dar los primeros pasos.

¿Sientes que la soledad te arropa? El uno de bastos de la baraja española sería el indicativo de una pronta compañía, que con su cariño podrá dar a tu vida esa calidez que tanto buscas.

Se trata de una luz antes del final del túnel, un rayo de esperanza que apunta a que el amor está cerca y el universo podría estar conspirando a tu favor para acercarlo cuanto más pueda.

Si bien en ocasiones son la flexibilidad y la suavidad las llaves hacia las puertas de una relación confortante y estable, en otras oportunidades será la rigidez, la confianza y la fortaleza emocional las que puedan conducir los pasos por el mejor camino hacia un amor prospero.

Y es que muchas veces el amor puede ser como un gran garrote: Pesado y difícil de manejar. Por este motivo, la dureza en las convicciones es necesaria

Cuando este As es puesto boca arriba en una posición regular, las buenas nuevas estarán a la orden del día.

Entre las muchas interpretaciones que pudieran surgir respecto a temas del amor, lo más común es que esta sea una invitación a tomar iniciativas, a entender que el amor que se espera no aparecerá por arte de magia si no se tiene una voluntad fuerte y una confianza rígida para atraerle.

Sí previamente a la aparición de esta carta en la tirada has realizado la pregunta: ¿Conoceré al amor de mi vida este año? o ¿Debo confesar mis sentimientos a la persona que me gusta? Probablemente la carta indicará una respuesta afirmativa.

En caso de que las preguntas sean más profundas, como por ejemplo: ¿Qué debo hacer para enamorar a quien me gusta? La interpretación es la de que el consultante sería quien debe dar el primer paso.

Ni en la vida ni en el amor las cosas son siempre color de rosa. Y aunque esto no significa que esta carta pueda señalar hechos totalmente negativos, sí puede señalar una que otra complicación en cuanto a la estabilidad de las relaciones.

No obstante, esto solo se interpreta cuando la carta es revelada en posición invertida, es decir, cuando la punta del basto o garrote señala hacia el consultante.

Pese a dicha interpretación relacionada a dificultades, no hay que olvidar la premisa de la pieza relacionada a los inicios o nuevos comienzos.

En otras palabras, el hecho de que la carta pueda señalar problemas actuales o futuros en cuanto al establecimiento de una relación, no es más que una reafirmación de que no es posible comenzar un nuevo ciclo sin antes poner fin a aquellos que no funcionaron.