Saltar al contenido

Sota de Bastos en el Amor

SOTA DE BASTOS EN EL AMOR

Compromiso y optimismo son las banderas que representan a esta figura con una valentía de 10 puntos. Una figura que nos puede deparar muchas cosas en materia de amor en el tarot.

Acerca de la sota siempre existe el dilema de si la figura que representa la carta es la de un hombre o una mujer. En algunas versiones se deja claro que quien protagoniza la imagen es una caballera, mientras que en las versiones clásicas de la baraja española se denota con claridad a un caballero.

Sin embargo, las presentaciones más actuales incluyen a una persona andrógino, es decir, con rasgos que podemos asociar tanto a un hombre como a una mujer. Lo más importante es que en todo caso sostiene el basto del oráculo español.

Significado de la Sota de Bastos en el Tarot del Amor con Baraja Española

Buenas luces se avecinan cuando la sota de bastos trae las respuestas acerca de las dudas surgidas con respecto al amor. Estas respuestas tendrán una tendencia positiva en general cuando la carta es revelada al derecho.

Entre estos buenos anuncios está el de poder congeniar pronto, y de manera grata, con tu amor platónico, en caso de estar en el sendero de la soltería y en búsqueda de una relación.

Para quienes ya tienen una relación sentimental establecida, la cara avizora la llegada de una etapa nueva en la que ambos podrán conocerse mejor, conectarse más fuertemente y comprenderse de manera tal que la empatía entre los dos será mucho más grande.

Los problemas menores no serán ningún obstáculo a largo plazo y podrán ser superados de la mejor manera.

Sota de bastos de la baraja española, generalmente, representa a una persona joven que con frecuencia es una mujer. Esta puede ser la consultante, en caso de tratarse de una fémina. Alguien ligada a su vida o la vida de la persona a quien ama.

Cuando la consulta viene de una mujer, la carta es un aviso de la llegada de nuevas situaciones de amor, nuevas experiencias que le permitirán conocer más y mejor a alguien que considera especial.

Cuando se trata de un hombre quien consulta ante la mesa del tarot, la carta indicaría la posibilidad de que una figura femenina haga acto de presencia en su entorno de manera inesperada.

Esta persona podría bien ser ese gran amor que busca para establecerse, o podría ser también la puerta para llegar a quien realmente es su amor prometido.

Así como puede ser difícil adivinar el género de quien figura en la imagen de la carta, es difícil de igual manera tener una buena racha de relación amorosa cuando no se demuestra energía, atrevimiento premeditado, buena predisposición y ganas de establecer una comunicación frecuente.

Después de todo, esta pieza de bastos es una invitación clara a tomar acciones o resignarse a ver el amor desde lejos.

Si no es al derecho, sino a la inversa que se muestra la carta en la mesa del tarotista, la tendencia de los anuncio se torna menos positiva. Entre el abanico de posibilidades está la de avisar de diferentes complicaciones tales como problemas derivados de la aparición de una persona joven y carismática entre la relación, hasta obstáculos en la comunicación por celos injustificados.

En cuanto a las relaciones amorosas, nuevas o ya consolidadas, la carta de la Sota de Bastos otorga señales de dirigirse hacia un panorama donde la armonía, la estabilidad, la confianza y el cariño serán cosas comunes, siempre que de parte de cada miembro de la pareja exista comunicación, respeto, apoyo y muchas ganas por hacer actividades nuevas o diferentes que puedan romper con lo monótono y cansino.