Saltar al contenido

El Emperador

EL EMPERADOR TAROT

Una figura paterna nos mira con mucha seguridad de sí mismo y autodeterminación.

El Emperador representa el autoritarismo, liderazgo e influencia sobre los demás para conseguir lo que se propone, principalmente beneficios y bienes materiales. Refleja rasgos contrarios a la sumisión y al dejarse dominar por otras personas.

La baraja muestra un hombre mayor sentado y que lleva corona, un trono y un manto que nunca toca el suelo. Se trata del cuarto arcano y guarda relación directa con otras cartas como por ejemplo ser considerado el padre del Mago y el marido de la Emperatriz.

Un arcano que desprende autoridad y denota significados como firmeza, rigor, constancia y estabilidad terrenal, sin embargo, puede ser temporal.

Esta carta nos puede estar alertando de que podemos tener a disposición una fuerza interior que puede impulsarte a liderar nuevas situaciones de tu vida.

Como ya lo hemos mencionado, ésta Carta de forma inversa representa dominación y sumisión, así como la incapacidad de utilizar nuestro poder personal para controlar las situaciones negativas de la vida. La carta invertida también puede hablarnos de otros aspectos como la falta de ideales y caída debido una pérdida material.

A L’Empereur se le relaciona con el planeta Júpiter y de acuerdo a la numerología representa el número 4. Además, su complemento ideal es la Emperatriz.

También es importante que conozcas el resto del Significado de las Cartas. Si deseas, también puedes conocer más del Tarot del Amor Gratis Online que te ofrecemos.


Significado del Emperador en el Tarot del Amor

Respecto al Amor, el Emperador da señales de que tus posibilidades de tener una relación duradera y estable pueden ser basadas en la atracción sexual y material. Es decir, el aspecto sentimental podría caer en segundo plano y aún así funcionar bien la relación.

La costumbre será siempre un factor importante en las relaciones amorosas de tal manera que podría ser determinante para consolidar la relación como un compromiso duradero, más allá de que al inicio la atracción no sea mutua.

La Carta en posición invertida denota incertidumbre en el futuro de la relación y desconfianza. También indica que es necesario imponer un poco de disciplina para poder mantener la relación estable.